5 maneras para hacer que los niños se coman las verduras

d3a624fd6c0c13b93e8494210d750df4_575x300_scaled_cropp

La mayoría de los padres saben que hacer que los más pequeños de la casa coman se puede convertir en toda una inagotable lucha. Y si se trata de alimentos tan saludables como las verduras, la cosa se complica un poco más.

¡Tú, no te des por vencido! Después de todo, las verduras contienen mucho de los nutrientes esenciales que los niños necesitan para crecer sanos y fuertes. Pero, ¿cómo conseguir que mis niños se las coman? Prueba estas recomendaciones:

1. Dales ejemplo. Y tú, ¿comes verduras? Si tus hijos ven que las comes, probablemente ellos también lo harán poquito a poco. Piénsalo dos veces antes de comerte esas papas fritas enfrente de tus hijos. No olvides que las palabras convencen, pero el ejemplo arrastra.

2. Juega con su imaginación. Cuando se trata de que tus pequeñines coman, la imaginación no tiene límites. Invéntales un cuento donde ellos y las verduras sean los protagonistas, cántales una canción que los motive a comer, o simplemente, juega al tradicional “avioncito“

3. Escóndelas en la sopa. Si a tus niños no les gusta ver la zanahoria flotando en la sopa, licúala. Este es uno de los mejores trucos para que las verduras pasen desapercibidas ante el exigente ojo y el exquisito paladar de los pequeños.

4. Déjalos elegir. Llévalos al mercado y déjalos escoger libremente qué verdura les gustaría comer. Este simple gesto podría aumentar el consumo de estos alimentos en los niños.

5. Ofréceles un premio. La recompensa por comerse el brócoli no tiene que ser un helado o un dulce, ni mucho menos algo material. Frases tan simples como: “qué orgullosa estoy de mi princesa linda” o “Eres todo un campeón“ funcionan de maravilla.

Imagen: Pinterest



Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*